Buscar
  • tri1976

La maternidad






Sobre la maternidad se ha hablado mucho y escrito mucho, pero también se ha “tapado” mucho, la maternidad es maravillosa, si, a ratos, como a ratos es estresante, como a ratos es desbordante, y casi todo el tiempo esagotadora.

Desde el momento en que un bebé llega a casa en nuestras prioridades cambian, obviamente, pero a veces los bebes son de alta demanda, o simplemente por los cólicos, por falta de sueño, por no agarrarse bien al pecho, hace que nuestra vida se convierta en un caos absoluto.

Este caos unido al agotamiento que un bebe implica y por supuestísimo unido a la hipotética maravilla que debes sentir los primeros meses de tu maternidad, de ver en la tele madres sentadas en idílicos sillones de color pastel, observando a su bebe mientras se les cae la baba y ven como su bebe, sin llorar, claro, se despierta y busca su dedo para apretarlo fuerte, mientras el hombre de la casa inmortaliza el momento apoyado en el marco de la puerta de la habitación …

Desmontar ese mito no es sencillo, porque es lo que llevas esperando 9 meses, tu cerebro va creando esas imágenes desde antes de incluso plantear la maternidad en tu vida, es hora de desmontar esos mitos., la maternidad es muchas cosas, es intensa, apasionante, maravillosa, y además es agotadora, es oler a leche agria gran parte del día, es que te duele el pecho al amamantar, es dormir mal, a veces comer cuando puedes….

como todo en esta vida tiene su parte buena y su parte mala, y los padres tenemos días buenos y días malos, días que el bebe duerme y nos sentimos llenos de energía, y días que el bebe no para de llorar y tú te tirarías por la ventana varias veces al día.

Cuando la etapa bebé pasa, también tenemos miles de días en que sentimos que no podemos más, habrán días que tengas la sensación que lo único que has hecho con tu hij@ es regañarle, que no has tenido ni un momento bonito con él, y sientes como si estuvieras fracasando, pero no es así, es solo que estás creando los cimientos del mañana, hay épocas más duras que otras pero no hay que desfallecer, seguir adelante, todo tendrá su recompensa, pero no es inmediata.

Para esas etapas, y esos días en que no podemos más, existen herramientas que nos ayudan a “sobrevivir” a la infancia de nuestros hijos, no estas fracasando, podemos analizar junt@s en qué punto estás, y tomar las riendas de esa etapa para que las futuras sean más fáciles y, por supuesto, fructíferas para la educación de nuestros hijos.

El sentimiento de “mala madre” que la sociedad actual nos hace sentir demasiado a menudo, puede hacernos creer en algún momento que realmente lo somos, pero no lo somos, somos madres/padres humanos, reales, y sin ningún manual de instrucciones.

Permítete equivocarte, rectificar, delegar y disfrutar de cada una de las etapas con tus hijos, si necesitas ayuda, aquí estoy, para ayudarte a ver que el día a día no te permite ver que lo estás haciendo bien, porque LO ESTÁS HACIENDO BIEN ¡! porque todo lo que hacemos por ell@s lo hacemos con amor, y siempre pensando en su bienestar y procurando no sobreprotegerles y a la vez que se sientan seguros y protegidos, encontrar el equilibrio no es fácil, pero es más sencillo con una buena dosis de realidad no idolatrada y con apoyo, si lo necesitas lo hacemos junt@s.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo